Mi Buenos Aires Querido

Pasaron ya 158 días desde que el gobierno nacional decretó el aislamiento obligatorio y, en tiempo récord, tuvimos que adaptarnos a un nuevo contexto personal, familiar, social y laboral, generando nuevos hábitos y resignándonos a no poder hacer muchas de las cosas que más nos gustan.

Pero como dicen en el campo: “siempre que llovió, paro”. De a poco se empieza a ver luz al final del túnel. La posibilidad que hoy tenemos de poder ir al club a pelotear, aunque sea un rato, le da sentido al esfuerzo que estuvimos haciendo todo este tiempo.

Esfuerzo no sólo reflejado en lo económico sino también en lo sentimental y en el compromiso de mantener vivo el club a pesar de las circunstancias. Energía inagotable de mucha gente que trabajó durante todo este tiempo para que todos los que amamos al Buenos Aires Rowing Club lo sintamos cerca más allá de las distancias. Con Trivias (aprendimos que se llaman Kahoot!), con juegos en solitario con una raqueta y una pelota (algunos improvisando con medias), con las entrevistas que Leo dio por Instagram para que hasta los sábados a la noche tuviéramos ese contacto cercano con otros socios (y eso que muchos habíamos prometido nunca tener Instagram!). Un día un exsocio inventó el tenis gometro y ahí nomás estuvimos todos en la calle con una pelota y un elástico despuntando un poco este lindísimo vicio. ¿Y qué decir del Zoom? Hasta hace pocos meses el único SUM que conocíamos era el del club! Fueron cientos de horas de esfuerzo y dedicación, porque detrás de esos famosos cuarenta minutos en pantalla, hubo un trabajo desmedido por parte de Leo y Facu que dejaron el alma y pusieron el mayor de los ingenios en esos escasos minutos que nos brindaba la plataforma Zoom.

Desde la Sub comisión y la capitanía de Tenis sólo tenemos palabras de AGRADECIMIENTO y ORGULLO ante semejante manifestación de compromiso y colaboración por parte de esta gran familia del Tenis BARC, sin dejar de agradecer a todos los empleados -en especial a Leo y Facu– que dieron todo y un poco más.

Las cosas parecen volver a acomodarse, esta semana tuvimos 61 jugadores. Sólo queda tener la esperanza de que todo seguirá mejorando de manera paulatina. La apertura gradual y controlada de la actividad es una excelente noticia y debe ser un compromiso de todos seguir los protocolos y las indicaciones gubernamentales para evitar cualquier tipo de retroceso.

¡Así vivimos esl regreso!

Ahora más que nunca…

VAMOS BUENOS AIRES !!!